Playlist para tus perreques en halloween

Quizás esta playlist no sea la ideal para una “macro fiesta”, pero sí que lo es para, después de pedir dulces o espantar niños en las calles, encontrarte con tus amigos y festejar una buena noche…

La semana pasada, una vez más el equipo de Postal se encontraba en un aprieto musical; una fiesta de Halloween donde lo único que se escuchaba era el reggaetón por parte del DJ.

Cuando la gente hace fiestas de lo último que se preocupa es en la música que pondrá toda la noche, por lo que un DJ es indispensable. La mayoría no tiene para contratar a un “profesional” y terminan cediendo la consola a cualquier amigo que conozca un mínimo de los gustos de los asistentes o se sepa guiar por las modas generacionales imperantes para las fiestas masivas del momento. El problema aquí es una minoría (véase, los colados que no tienen una idea clara de su razón de ser en dicho recinto) cuyos gustos no convergen con los de la fiesta; alterados por la discrepancia y repudio a lo que se escucha, los miembros de esta minoría se ven aislados en un rincón o terminan vomitando las salas porque no les queda otra más que embriagarse hasta olvidarse de su incomodidad.

Más o menos fue lo que pasó, por eso, a partir de las malas experiencias se nos ocurrió hacer una super playlist con canciones que nos hubiese encantado escuchar, aunque sea a la hora de dormir (que ni por eso los perros quitaron sus chingaderas).

La playlist cuenta con varias temáticas para ir avanzando en la noche y no aburrirse, algunas de estas no tienen que ver con Halloween como tal pero su objetivo es proyectar una experiencia; así que sin más, empecemos.

 

                Creepy (Cabaret de Terror)

El prólogo de una fiesta empieza por algo sencillo pero al mismo tiempo potente,  por eso, para la primera parte del playlist, escogimos canciones evocativas de los miedos de la infancia, tales como los payasos, las tías en las reuniones y los videos “raros” de 2007, todo eso siniestro que quedará trabado en tu mente hasta que mueras o alguna otra porquería sea más virulenta.

   1.- Pulp: Fairground

Piensa un momento algo que te aterrorizaba de niño; si tienes entre 23 y 17 años, seguro te acuerdas de los famosos videos de terror (fake) que abundaban en Internet. El morbo que todos sentíamos por las deformidades en los humanos era una de las tantas cosas que no nos dejaban dormir. Parte de esta canción evoca esa sensación de insomnio: las risas frenéticas, la temática cirquera y los susurros siniestros que la invaden, no hacen más que transportarnos a una carpa de circo con humanoides abominables.

Recuerda leer las tres partes (1, 2, 3) de Pa’ que no seas Poseer de Pulp.

“Freaks” año 1987, Fire Records.

           

   2.- Sopor Aeternus: Bitter Sweet

Cuando conocí este proyecto (bastante creepy para la perspectiva que entonces tenía) lograron intrigarme tanto sus melodías Dark Wave con toques medievalistas: unas mezclas de estilo oscuro y fantasmal tan semejantes a catacumbas europeas que envuelven a la vocalista (o lo que sea) y a cualquier escucha con ella. Entre sus quejidos siniestros y ritmos carnavalescos, este ensamble logrará ponerte bien erizo y a la par, te harán pensar en el soundtrack de El Extraño mundo de Jack, que cómo les encantaba a nuestras tías y abuelas poner en todas las fiestas familiares.

Como dato curioso (y gracioso, a mi parecer), cuando tenía 12 años veía sus videos tan creepy e imaginaba como sería verlos en vivo, pero pronto me desilusioné pues, supuestamente, “no dan presentaciones en vivo” (por pedos místicos o yo que sé); aun así, recién el año pasado vinieron al Maleficarium Festival (seguro se morían de hambre). Estaba emocionada por saciar mi curiosidad, el problema fue que se empalmó con el Muertos de Día y no los pude ver (:’c).

“Les Fleurs Du Mal” año 2007. Apocalyptic Vision.

           

   3.- La Femme: Mycose

Continuando con la idea de las deformidades y lo morboso, tenemos esta canción que trata del miedo, pero no cualquier miedo (como sería el temor a lo paranormal o las masacres), es un miedo más moderno, ese miedo que te persigue cuando eres joven y estúpido… hablo de las ETS… ahí tu sabrás.

A diferencia de las canciones anteriores, ésta no suena a carpa de circo, aunque guarda ciertos elementos fantasmagóricos que te persiguen en la oscuridad de tu retorcida imaginación.

(Cuídense, niños, usen forro, nunca está de más).

 “Mystère” año 2016, Born Bad Records.

           

 

Tétrico Electro Darks

Esta parte queda como el interludio a algo grande (la foto antes de la tragedia): es ese punto de la fiesta cuando ya están casi todos en el lugar y empiezan a entrar en ambiente. Para esto, elegimos dos canciones de Witch House, una más tranquila que la otra para ir subiendo el volumen.

   4.-Felix Kubin: Hotel Supernova

Como nuevo descubrimiento, tras el pasado Nrmal 2k18, agarramos a este músico alemán. Al escuchar esta canción, lo primero que te llega a la mente son esas películas futuristas que se hacían en los 60; con luces de colores y botones de todos tamaños y en todas partes, el video representa esa realidad frívola de aluminio donde seres cuadrados (literalmente cuadrados) nos dominan.

La melodía no tiene sonidos vocales en absoluto, es por eso que la sensación de paranoia ludita (véase, el miedo al desarrollo tecnológico) se hace más y más delirante.

“Jetlag Disco” año 2000, A-Musik.

           

   5.-Crystal Castles: Baptism

Esta es evidentemente más potente que la canción anterior. Es histérica, ruidosa, desbaratada, casi como un taladro en tus oídos, pero no en el mal sentido; seguro te obliga a pararte y moverte epilépticamente por toda la pista, una invitación a moverte más que cualquier sandungueo guarro que pudiesen poner.

Incluso si no estas en una fiesta, el mismo vídeo ya te prende con su edición tan extravagante. Quizás Alice Glass era una perra prepotente, pero nada se compara al personaje erótico y grotesco que proyectaba.

“Crystal Castles (II)” (Single) año 2010, Last Gang Records.

           

 

Geek Dancing Fest

En este punto, nadie de la fiesta se conoce y es lo que menos importa pues todos están en plan de embriagarse y pasar una buena noche con música que de verdad te agrade y no lo que la industria nos obliga a escuchar. También, ya está de más lo “tenebroso” o “aterrorizante”, ahora lo que a todos interesa es bailar y “socializar” con sus disfraces cocidos a mano la noche anterior (si pones este playlist queda claro que lo tuyo no es socializar… maldito marginal).

   6.-King Gizzard & The Lizard Wizard: Rattlesnake

No sé por qué en algún momento se puso de moda una canción asquerosamente repetitiva y sin chiste… Gucci Gang (que por cierto era el único verso que se sabían de la canción), el punto es que a todos nos llegó a hartar sin darnos cuenta que al mismo tiempo solo se escuchaba el “Rattlesnake, rattlesnake” en nuestras cabecitas lindas. Sin embargo, no es todo lo que su majestad te ofrece, consigo también trae divertidos versos “de miedo” y un video que recuerdan a algún videojuego (los de las maquinitas esas de las tortillas) que tus padres te prohibían jugar porque te provocaban epilepsias y malos sueños.

“Flying Microtonal Banana” año 2017, Heavenly.

           

   7.-Tijuana Panthers: Creature

¿Neta me pones Surf para que me dé miedo?… No exactamente. Sí, la canción es Surf pero si lo piensas desde la perspectiva sesentera donde todo daba miedo, sip… planeo asustarte con eso. La canción habla de una criatura nocturna que no deja de perseguirte, pero no se trata de un monstruo desconocido o extraño, ni siquiera de uno ajeno a ti mismo, de hecho eres tu mismo obligándote a vivir la vida de la noche cuando bien podrías quedarte en tu casa viendo videos de Yuya, bien tranquilo.

La canción pone una atmósfera que recuerda a las películas del Santo que pasaban toooodo octubre en canal 5… Ah, y aguas con que las quitaras porque a tu abuelo le fascinaban.

 “Max Baker” año 2010, Innovative Leisure.

           

   8.-La luz: Brainwash

Esta vez, con el que te metes es con tu tío (no, no en mal sentido), hablo de esas canciones que ponía en la radio del coche y aunque no te molestaban tampoco les ponías atención ni a los videos tan coloridos que las acompañaban por televisión; este es el caso de Brainwash, que como el nombre lo indica, termina por hipnotizarte con la voz de estas féminas envueltas en colores brillantes y una secuencia de gráficos y letras parecidas a una película de los 70’s, con los que intentan jugar con tu mente con mensajes subliminales y superliminales, unas secuencias muy a lo MK-Ultra; la CIA estaría orgullosa.

Sencillo, lado A (Homónimo) año 2013, Suicide Squeeze Records.

           

   9.- The Vaccines: Ghost Town

Esta canción es la que lo empezó todo, llevo todo el año queriéndola acomodar en una playlist y finalmente llego su oportunidad para ver la luz.  Me encanta todo de esta canción: la composición acelerada, el énfasis del bajo, la voz grabe y melódica, pero sobre todo la historia ¿Qué puede quedar mejor con una playlist de Halloween que un pueblo fantasma al que nadie quiere ir?

Es corta, potente y grandiosa, lo justo para ponerte a bailar con tu disfraz a medio terminar.

Checa también la reseña de su ultimo disco y su presentación en el Pepsi Center.

“Come Of Age” año 2012, Columbia Records.

           

   10.-La femme: Antitaxy

Otra canción de la Femme porque puedo (¿y por qué no?). Además de ser agitada, tiene un acento propiciado por un viento instrumental de sintetizador que hace pensar en fantasmas y todo tipo de cosas sobrenaturales. Con apenas unos reducidos recursos vocales y combinados con ritmos tanto Surf como otros de corte tenebroso, y con unos elementos de distorsión, la “oda” de tres temas musicales de los desastres automovilísticos y los peligros de emplear el taxi (una especie de Thriller muy a la francesa) no le envidia absolutamente nada a ninguna canción anteriormente mencionada.

“Psycho Tropical Berlín” año 2013, Born Bad Records.

 

Yo soy darks. Tú no puedes ser darks

¿Quién no ha caminado en la oscuridad sintiéndose cool con alguna de las siguientes canciones? Realmente si hay algo que nos mueve es el Post-Punk, ¿Como no incluirlo?, Ademas de ser inspiración básica en los días de lluvia y de apatía dramática, nos abre paso a esos malos recuerdos de la pubertad en que nadie te dejaba poner tu música porque “que hueva”.

Lo que se intenta en esta parte es llevar al escucha entre una alberca de olas donde las canciones van intercaladas entre ritmos lentos y más rápidos para enfatizar la sensación del “bajón” que todos sufren por cualquier circunstancia, ese momento donde el cuerpo se agota pero la mente aún está dispuesta a dejarse llevar.

   11.-Joy Division: The Eternal

A este punto de la noche ya tienes que estar cansado en busca de un lugar donde caer muerto. Es hora de poner algo de Dark Wave y ¿por que no The Eternal para dar un recorrido entre las lápidas? Este es el ambiente de pretenciosos en el que hubieses querido estar en algún momento, pero a tus amigos siempre les aburrió esa onda por ir tan lento.

En realidad, cualquier canción de “Closer” queda perfecta, sin embargo decidimos arriesgarnos con The Ethernal por sonar triste, fría, lenta y con mucho eco. Como mencioné anteriormente, es un buen soundtrack para una caminata a oscuras en el panteón tras haber sufrido alguna pérdida.

“Closer” año 1980, Factory Records.

           

   12.-Human Tetris: Trier

Sin embargo, no todo el Dark Wave es lento, tenemos esta cancion de Human Tetris. Con Trier pretendemos dar más textura al ambiente, una textura cristalina en una atmósfera densa y oscura llena de bailes con pequeños saltos y con las extremidades pegadas al torso. Es como el Rock Lobster que todos los “darks” estaban esperando, sólo escuchen ese bajo muy a lo B-52’s…

“Memorabilia” año 2018.

           

   13.- Lebanon Hanover: Gallowdance

¿Qué sería de una fiesta de Halloween sin el baile de la horca?, Tanto lleva entre nosotros este himno del año 2013, esta declaración de intenciones contra el mundo del placer de la industria, que se ha convertido en todo un clásico y qué mejor momento para ponerla a todo volumen que en esta fecha.

Amo como empieza el video con Ke$ha de fondo, me recuerda a Danging Queen antes de la entrada de The Vaccines; aparte, el baile incesante de Larissa Georgiou proyecta perfectemante lo que querríamos hacer al momento de escuchar esta parte del playlist en cualquier lugar.
Tambien puedes leer la reseña a su ultimo disco aquí.
“Tomb For Two” 2013, Dead Scarlet Records.

   14.- DIIV: Doused

Hace unos meses escribí una reseña de DIIV y recientemente nos los topamos en el Hipnosis, y claro, como una de mis bandas favoritas no podían faltar en esta playlist.

Exasperación, paranoia, angustia, temor y sofoco, son las sensaciones que transmiten los 2 sencillos versos apenas distinguibles que componen Doused, junto con una serie de acordes en guitarra perfectamente difuminados con los platillos constantes y  un bajo sutilmente perceptible ponen a bailar frenéticamente a cualquiera.

“Oshin” año 2012, Captured Tracks.

           

   15.- Mint Field: Quiero Otoño de nuevo

Para concluir, algo lento con tintes oníricos con apenas susurros vocales, para, más que celebrar Haloween, despedir lentamente y con tristeza al otoño, esta estación tan preciosa que el calentamiento global nos ha arrebatado convirtiéndola en un altibajo climático entre frío, calor y lluvias, tal como esta sección del playlist. Disfruten de este trabajo del dueto de las tijuanenses de Mint Field, pues no será la última vez que las escuchen, pero la melancolía de esa guitarra ahondará sus sentimientos de tristeza por una estación que no parece tener más lugar.

“Pasar las luces” año 2018, Innovative Leisure Records.

           

 

Llévese su pilón, Joven

Finalmente, existen esas canciones que no sabes donde acomodar pero estas consciente de que tienes que incluirlas ¿Por que? Pues porque la letra está buena, es un clásico o simplemente ya no sabias con que rellenar espacios. Esta última parte es el momento de la fiesta en que todos ya están fulminados, solo los shidos siguen despiertos (y eso a medias) con la única de misión de poner algo tranquilo para acompañar el sueño de los caídos con sueños de conducta criminal o enfermedad mental, quizá el único marco temático en el que puedan incluirse las siguientes tres obras.

   16.- Talking Heads: Psycho Killer

Este es un clásico, la canción con la que todos nos sentimos identificados en una tertulia escabrosa, escuchando la misma canción una y otra vez con ganas de matarlos a todos. Un viaje entre la ansiedad y la desesperación que puede despertar esa persona que tanto odias, ese tipo ideal de personaje que tan sólo de verlo te suscita una enorme animadversión. Una historia que desde el bajo empieza a construir una película de género Slasher y donde el coro es el instante en la que la matanza de adolescentes se da por parte de tu asesino de películas favorito.

“Talking Heads 77” año 1977, Sire Records.

           

   17.- Björk: Human Behaviuor

Björk ya es creepy por si misma, es adorable y con ese toque siniestro que hace de esta fecha algo magistral ¿Quién no recuerda las tardes viendo este clásico por MTV? Aparte, nada más aterrador que la humanidad con sus abyectas conductas y su sanguinolenta personalidad. Es una canción reflexiva que se complementa con un vídeo plagado de simbolismos.

“Debut” año 1993,  One Little Indian. 

             

   18.- Sonic Youth: Schizophrenia

Finalmente, algo del año en el que empezamos la lista, 1987. De Sonic Youth andábamos indecisos: un volado se disputaba entre cualquier canción de su álbum “Bad Moon Rising” (simplemente su portada sería un factor por default para agregarla a cualquier playlist de este tipo, y ni hablar de los tracks como tales) o esta canción. No obstante, hay algo en la estructura intrínseca de las canciones y en su sonido noise específico que parece inadecuado para esta lista (discusión para otra ocasión).

Por otra parte, Schizophrenia tiene una estructura interesante: la temática tiene algo de película de terror psicológico; aunque la letra de la hermana sufriente de esquizofrenia no sea tan “aterradora” tiene ese corte al estilo de Carrie de Stephen King, que dejan las expectativas abiertas por el suspenso; además el cierre instrumental fundamente al terminar con una especie  de cliffhanger sonoro.

“Sister” año 1987, SST Records.

             

 

 

En conclusión, el tema de la música en las fiestas es, (creo yo) después del alcohol, lo más importante y la mayoría no tiene la decencia de pensar en algo shido y variado para que todos los asistentes disfruten. Supongo que al final el Reggetón es lo más viable para la mayoría pues suelen asistir a fiestas grandes donde nadie se conoce y lo importante es “socializar” (tratar de conquistar o buscar placer a través de esa relación social corporal con los otros). Claro que si pusiste esta playlist es porque eso no es lo tuyo y sueles hacer tus fiestas pequeñas en el cuarto de alguno de tus amigos, cheleando y rolando el celular para que todos disfruten de la noche.

Aquí abajo la playlist en Spotify:

Halloween Postal

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *