Vacunas para la depresión || The Vaccines en el Pepsi WTC

Después de que Pete Robertson desertara del grupo y las canciones del mismo se alejaran a pasos agigantados de lo que alguna vez fue una banda de Post-Punk, pensé que verlos ya no tendría sentido, sin embargo, con pocas ganas y mucha suerte, 6 años de espera han hecho justicia superando mis expectativas en una noche.

El pasado 27 de septiembre se llevó a cabo, en el Pepsi Center WTC, la segunda fecha de The Vaccines, después del alarde en el Festival Pulso GNP, en Querétaro. A pesar de las bajas expectativas sobre la venta de boletos (debido a su elevado precio y a que era su tercera parada en México en lo que va del año), lograron reunir una considerable cantidad de fans que puntuales asistieron a las 7 de la noche para la apertura de puertas.

Para arrancar, Los Blenders (banda residente de la CDMX) fueron convocados como teloneros de los europeos estos (…). Y bueno, ¿cómo empezar? Un show que, en definitiva, dejó mucho que desear tanto de la banda como de los organizadores y el staff del evento.

Su presentación fue un fracaso: la escasez de pruebas de sonido resultó en un pésimo audio con demasiado eco que no dejaba proyectar la energía que emana la banda en sus presentaciones en vivo. Por lo mismo, el público presente intentaba dar ánimo a la banda mexicana, pero era inútil gracias a la apatía de su vocalista. Tocaron alrededor de 5 canciones, entre ellas Niña Surf, Amor Prohibido y Playa Jacó, siendo esta última la peor ejecutada; a la mitad de la canción la guitarra de Alejandro, su vocalista, se desconectó y nadie del staff  se acercó para arreglar la situación.

La banda tuvo que improvisar unos 3 minutos de “solo” entre bajo y batería en lo que Alejandro, inútilmente intentaba devolverle el sonido a su guitarra. Al final, ya rendido, dio cierre a la canción Ya no quiero nada, ya no quiero nada…”, concluyendo el espectáculo de forma un tanto brusca (los corrieron épicamente), para dar inicio al show principal.

Después del fracaso de los Blenders, estaba un poco desilusionada con lo que sería de The Vaccines.

Pasaron 20 minutos de tensión, y por lo mientras, era testigo de uno que otro drama de espectador: unas chicas medio fresonas que no querían una cerveza porque “Qué oso que te la tiren”, una pobre mujer siendo frienzoneda por su amigo feo, boletos regalados por mala organización, entre otras cosas.

Finalmente, las luces se apagaron en señal del inicio al show principal. Toccata and Fugue de Bach sirvió de preludio a la icónica Dancing Queen de  ABBA y, tras unos minutos de la canción, entraron los 5 ingleses que sin más empezarían el concierto con Night Club, parte de su nuevo disco, “Combat Sports”.

De inmediato el público se avivó entre saltos, gritos y aplausos, cosa que no paró hasta el final de la noche.

Continuaron con Wreckin’ Bar (Ra Ra Ra) y Teenage Icon de “What Did You Expect From The Vaccines?” y “Come of Age”, respectivamente; porque claro, lo viejito rifa.

20/20 y Dream Lover, del fiasco de 2015 (“English Graffiti”), triunfaron en el escenario, con una euforia Pop en el colectivo en la primera y una ejecución sensual de la segunda.

Melancolía entre coros y aplausos rítmicos con Wetsuit  (casi lloro) y una pausa de 2 segundos con un pedacito de Remember Me de “Coco” (sí, la película de Disney estrenada en 2017).

A pesar de que “Combat Sports” se estrenó a principios del año, no fue impedimento para que todos en el  foro lograrán aprenderse canción por canción, cada una fue coreada con enorme júbilo, mostrando la capacidad de The Vaccines para apoderarse del ambiente y hacer presa de la emoción y el éxtasis a la totalidad de los asistentes. Al llegar a Out on the Streets, el público estalló en gritos de gozo sin importar el ritmo más tranquilo de la sucesora Your Love is My Favorite Band.

No suelo decir esto, pero creo que los amo.

                                                                                            -Justin Young

Mientras Post Break-Up Sex sonaba (lo viejito rifa y rifa un chingo :3), Justin hacia movimientos y gestos alegóricos al ritmo de la canción mientras daba vueltas por el escenario y miraba a la gente y a sus cámaras haciendo uso de su fotogénico rostro y sus cautivadoras poses.

Todos bailaron nuevamente al ritmo de Norgaard y Surfing In The Sky pasando por la predilecta oda a la genialidad, Handsome. Casi para terminar, la banda complacientemente interpretó 3 de sus canciones más icónicas: No Hope, If You Wanna y I Always Knew para finalizar con I Can’t Quit.

 

Las luces se apagaron y tras unos segundos de incertidumbre y porras a su nombre, regresaron para tocar 3 canciones más en el encore:

Put It on a T-Shirt, que citando mi reseña suena a  “…un suave saludo con un ritmo nostálgico por alguna razón, casi diciendo ‘He, estamos de vuelta’.”. Una de mis favoritas, A Lack of Understanding (que cuántas ganas tenía de escucharla en vivo) no decepcionó ni un segundo, sonando regañona y angustiosa como debidamente proyecta en su versión de estudio. Dejaron el cierre a All in White: todos rendidos ante la magia de la canción, siguiendo cada verso.

 …Lord, I know your type
I’ve known you all my life
I was always wrong, you all in… white

Y así acabo tan esperada noche (al menos por mí), llena de euforia, sudor, lagrimas, melancolía por lo viejo y exasperación por lo nuevo.

Para finalizar, pasé 6 años esperando ese concierto, y a pesar de que faltaron un par de mis canciones favoritas (como Bad Mood, Ghost Town, Weirdo o Blow it up), The Vaccines supo poner ambiente y que valiera tremenda espera. El público, a pesar de la apatía con la banda telonera, fue amistoso y se apegaba a la energía Pop del momento. Algo que me dejó demasiado insatisfecha fue la mala organización y la desmerecida indiferencia por parte del staff, previa al espectáculo de la banda principal. Al final, fue un alivio que durante el turno de The Vaccines en el escenario no se repitiera el incidente, aparte de mediar su presentación a la perfección, sin saturar a la audiencia con más de un disco que de otro partiendo su historia en 2: 2011-2015 y 2015-2018, tomando como punto referencia el “What Did You Expect From The Vaccines?” y “Combat Sports”, cumpliendo con un 80% de las canciones interpretadas y rellenando el 20% restante con los otros dos LP’s que quedan en medio de la linea de tiempo: “Come of Age” e “English Graffiti”.

En conclusión, disfruté mucho del concierto, fue una noche inolvidable, no sólo para mí sino para todos los presentes.

 

Ya como extra, dejo el setlist en la parte de abajo y espero comenten si es que también estuvieron ahí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *