Desde el Perú.. Red Indian

Las sonoridades del Rock han tenido aposta de suscitar en toda generación la inspiración musical para expresar toda clase de sentimientos, convertir lo ininteligible del alma humana y sus experiencias cotidianas en algo tangible para el oído y así mover la “jalea”: despertar sensaciones, compartirlas con los otros. Las nuevas generaciones que han heredado el rock (haciéndo parte indispensable de sí su sonido, transformándolo en su destino), han creado un lazo que conecta sus orígenes con el amor a esta música. Así es Red Indian.

Los trayectos convergen en Lima

Desde Lima, Perú, traemos para ustedes una banda creciente dentro de la escena independiente, Red Indian, que hasta ahora cuenta con un solo trabajo de estudio: un LP titulado “Hanging Dogs”, el cual consta de 7 canciones y está escrito a partir de experiencias personales de sus integrantes así como de la tierra que los vio nacer.

La banda sigue el camino del DIY (Do it Yourself), tratando de abrirse paso por el mundo de la música entre festivales, tocadas y la difusión -gratuita- de su música a través de la marea electrónica del Internet; incluso han conseguido hacerse de un pequeño documental que pueden encontrar en Youtube. Fue en el año 2017 cuando encontraron en el seno del sello discográfico independiente Jamon Records (plataforma “mecenas” de este concepto de producción independiente dentro del territorio peruano), la posibilidad de producir este primer trabajo de 28 minutos repleto del espíritu Indie Rock, el cual se halla en todo su sonido y se extiende al sentimiento que tratan de evocar.

El líder de la banda, Jean Paul Meneses, compositor y guitarrista principal, narra en el documental El deseo de la música los orígenes de Red Indian: un proyecto que surgió por el amor a la música, allá por el año 2015, entre un grupo de amigos que terminaron por consolidarse como banda durante 2016.

Así, a Jean Paul Meneses (quien estudió derecho) se le suman Aron Medina (bajista y amante del arte culinario), reemplazo inmediato del bajista anterior, Mario Velarde, el vocalista y segunda guitarra (entusiasta del skate que salió del abismo de la carencia económica, algo que lo imposibilitaba a conseguir con qué tocar, al hacer de la voz su instrumento) y la batería de Marcos Del Risco que suele acompañarles a cada paso rítmico que dan en el escenario; un grupo que se fue acercando al rock poco a poco durante su vida y cuya pasión se transformó para delinear sus destinos y terminar integrando Red Indian.

Las canciones de Red Indian están inspiradas en la vida de Lima: puede ser Lonely Lisa, digamos, el día del trabajo, el tráfico; se puede utilizar la canción My Love, cuando uno se quiere desestresar, está caminando, está corriendo…

Jean Paul Meneses Ochoa
en El deseo de la musica: Red Indian

Acordes para el Parque Humano

El inicio de este disco es bastante movido; My Love nos induce a un ambiente pesado y provocador, ambiente del que están plagados la mayoría de los tracks a excepción de Hanging Dogs cuya temática es más relajada, invitando al público a la apreciación pues, dentro de su espectáculo de acordes y tamborasos, se encuentran un par de solos de guitarra bastante agradables de escuchar.

 Personalmente, entre mis canciones favoritas se posiciona Armendariz Monster, ya que sólo hace falta escuchar un instante de la canción para darse cuenta de lo buena que resulta al incluir ese maravilloso riff que con tanto énfasis se pronuncia en la composición. Ésta, junto con Black Night, hacen el dúo perfecto, combinando riffs pegajosos, polaridad en los coros y una base de ritmos tranquilos en ambas canciones, manteniendo el dominio atmosférico del disco.  

Por otro lado, casi para terminar, tenemos canciones como Mary Jane Lonely Lisa. Esta parte del compilado es en la que recae toda la esencia de la banda: melodías tranquilas, guitarras memorables, letras juguetonas y una sensación agridulce repartida en toda la experiencia entre armonías que evocan cierta tranquilidad al momento de escucharlas.

 Por último, Last Song, canción que, sin ningún afán de ironía (…), cierra este primer material discográfico, construyendo un panorama un tanto tétrico por la distorsión de los trabajos vocales y los acordes de la guitarra en tonos más altos, haciendo más evidente el contraste entre el resto de la pieza con las texturas graves de los bajos repletas de un espectro más frío. 

A miras un viaje de ida y vuelta por Perú

Es un agradable viaje transitar por este disco, en cada canción se atiende ese amor a la música rock, ese amor se demuestra en cada tintineo, cada canción explora una faceta del género, a veces con un sonido más clásico, otras con algo más duro; sea como sea, esa sensación se encuentra latente durante todos los solos, todas las voces (siguiendo con la tradición: estos muchachos cantan en inglés todas sus canciones) y ritmos que se acoplan por medio de los instrumentos de Red Indian.

Hay algo familiar en el sonido de estos peruanos: se experimenta una versión del rock de antaño incrustada en las raíces de su nación; al amor por el género se le suma el vínculo con su tierra así como las experiencias experimentadas a lo largo de su vida en ella. Su visión del rock viene acompañada de un sentimiento muy sincero que resalta cierta melancolía quizá no sólo inscrito en sus letras y en las atmósferas que crean, incluso tal vez -inconscientemente- como respuesta al ocaso del rock de los grandes públicos.

Encuentren más sobre Red Indian abajo:

Ricardo Bulmaro Cruz Martínez

Actualmente estudio el tercer año del nivel medio superior en la prepa 4.
Tengo un gran gusto por la música, especialmente por géneros como el grunge, metal, alternativo e indie de los cuales conozco más variedad, aunque también tengo conocimiento en lo que es el hip-hop.
Tango un gran respeto por bandas y compositores reconocidos internacionalmente, pero por experiencia propia pienso que el hecho de descubrir una banda que no es tan conocida y que ésta se vuelva una de tus favoritas es algo muy chingón.

Latest posts by Ricardo Bulmaro Cruz Martínez (see all)

One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *