The Halfish Experience o El producto de la inadecuación de un hombre solo o un solo hombre.

 

David Byrne relata en su How Music Works, aquellos momentos cuando recortaba y pegaba cintas que creaban loops para así formar partes de otro todo novedoso; ejercicio habitual llevado acabo sin miras a la fama con la cual cuenta el ahora reconocido músico, líder en The Talking Heads y pionero de traer la world music” a la cultura rock. Él continúa dirigiendo su exploración hacia cómo la grabación digital vuelve más sencilla la acción del “loopear” (junto a muchas otras técnicas), poniendo en juicio la simplicidad añadida al proceso de composición, siempre enfocándose en los pros y contras, llegando a conclusiones muy interesantes, que ya le valieron elogios a su trabajo realizado desde el rol de un etnólogo musical, conocedor del campo de la música.

 

One man band

El anterior choro mareador vino a nuestra mente al leer las respuestas de la entrevista que le realizamos a Andrés Silva, el sujeto detrás de The Halfish Experience, proyecto cien por ciento chilango que nació con un half- length titulado “5”, el trece de octubre de dos mil diecisiete. Producido, masterizado, grabado, escrito y ejecutado por él mismo

Admirador de James Murphy (su máximo ídolo ) y del grupo liderado por éste “LCD Soundsystem” -que, por cierto, ver en directo dicho espectáculo fue la causa primaria de que Andrés se animara a dar vida a THE-; así como de otros actos que salen preponderantemente de una sola mente, como “Nine Inch Nails” del legendario Trent Reznor, “Melody Echo Chamber” de la francesa Melody Prochet y Kevin Parker de “Tame Impala”. Grupos que no existirían de no ser gracias a esa sencillez para producir,  conseguida por la simbiosis entre tecnología y música de la que da cuenta el buen Byrne.

 

Recientemente escribieron un artículo y lo catalogaron como Dreampop, lo cuál está muy muy chido.

 

Otro de los puntos a resaltar de la sincera entrevista es la fluidez para contestar de un tipo que controla todos los aspectos de una quimera músical invocada por él mismo. Desde el nombre, resultante de su gusto por The Simpsons – en específico del capítulo donde Moe tiene una banda de Rock llamada “The Moe Szyslak Experience”- hasta la elección de poder decir “a qué suena” lo que a partir de su computador une para deleitar los oídos de sus escuchas.

_

Dancepop fresco y cohesivo “5”

Las seis canciones del EP “5” se pasean entre las diferentes influencias de Andrés, sin ser una calca obligatoriamente, no obstante, demostrando lo directo que pueden imprimirse las músicas con las que carga su cuerpo, siendo uno sólo el poseedor de los sentimientos y sonidos, claro está, con su dosis de talento.

I Follow You, (single que abre “5” y que cuenta con un videoclip), es una grata presentación que se sostiene con arpegios sencillos, melodiosamente dulces, que no profanan los arreglos de fondo ni la melancolía contagiada por la lírica y las voces “loopeadas” en coros de nuestro frontman. Sin duda, una buena pieza, pero ambigua presentación.

Washed Out Paper es una rola introspectiva de buen ritmo que encierra, bajo una pesada capa de lo-fi, la capacidad de resaltar por encima de las otras, cumple para querer escuchar más, pero acá se pierde el dream pop.

When are you calling back? es la morceau que más le debe a James Murphy: los arreglos de la voz, bajos y baterías conforman una balada dance pop, y es ahí donde la canción encuentra el toque “The Halfish Experience”, pues da al clavo haciéndote mover aunque sea el pie cuando pasan 4/4.

Vent (A short Release) es una plegaría de escape al sentimiento que deja la falta de alguien, incluyendo la insatisfacción sexual; fuerte y de guitarras más atrevidas, eludiendo la pregunta de “¿a que suena?”, las repeticiones subsecuentes paralelamente a este juego esconden la letra tras barreras de sonido al mero estilo shoegaze, como partes de un bosquejo “nineinchelero”.

Saudade es taciturna y reflexiva, pero no por ello pierde el ritmo. Sombra de la falta e hija bastarda del anhelo; hasta este punto se desgasta la fórmula  y, a pesar de encontrarnos ante los arreglos armónicos más sobresalientes, peca de repetitiva.

Scared (Don’t Be) es el punto de retorno a un estilo más popero onírico, siendo el lugar en el cual confluyen de mejor forma todos los trayectos sonoros que ofrece THE, el punto más alto y desde donde se podría exigir más de esta propuesta interesante.

_

El single y la definición de su sonido

La última placa recién horneada el 28 de julio de este mismo año, I Will Stick to Yr Heart,muestra ya un sonido definido: la guitarra base etérea suena integrada a los recorridos del overdrive que abre el sencillo, evocando en momentos las atmósferas creadas por “Interpol” o “The Cinematics”, únicamente añadiendo puentes acústicos, resaltando los coros. Sin duda este chico encontró su estilo, sólo resta estar al tanto de lo que se viene para saber si puede sorprendernos aún más.

Siempre me he sentido lejano a las personas que conozco, emocionalmente, me cuesta mucho la cercanía.  

Acerca de la base emocional sobre la cual se construye ese Dance Pop, a ratos seducido por la raíz alternativa del rock y sus numerosos revivals de guitarras distorsiondas; el hombre a cargo de The Halfish Experience nos compartió:

“Diría que el tema más fuerte del EP fue la ruptura que tuve de mi relación en ese año, eso y mis propios sentimientos de inadecuacía ante las relaciones en general. Diría que esos temas, esos temas son los que hoy en día permean mi música. Mis problemas para relacionarme con las personas, de manera amistosa o sentimentalmente, así como mis miedos y ansiedades sobre mi futuro.”

Resulta harto interesante cómo el Internet como medio sumado al avance tecnológico funcionan como herramientas para la explosión de las aflicciones de Andrés, ofreciéndole la oportunidad de conocer más personas debido a su intento por que su trabajo creativo sea conocido como parte de la escena musical mexicana. David Byrne dirá también en su obra referida al principio de la entrada que,después de cien años, estamos volviendo a donde empezamos”, porque al estar acompañado de la música todo el día gracias a su digitalización, te escupe de casa para buscar las sensaciones en los actos en vivo que el i Pod no te puede dar.

_

Hasta las estrellas

Andrés Silva va por todas las fichas, deseando para su proyecto que crezca tanto como para tocar en festivales y ser influencia directa de otros con sus mismas inquietudes, así como para el resto de los músicos en general. Seguro lo logrará si consigue que esa “soledad acompañada” siga dando como fruto música pegadiza, sugerente y de calidad como hasta ahora.

 

Pronto tendremos para escuchar “Dollhouse”, un nuevo single de The Halfish Experience junto con su respectivo videoclip. Sigan a THE en sus redes sociales. Y no le pierdan la pista a este one man band, que realmente trae un buen trip.

 

  thehalfishexperience

 @mocapreflex     

 @TheHalfishExperience

                      *Texto escrito en colaboración por Abraham y Emmanuel Slane

Sigueme

Emmanuel Slane

Creador y fundador at Postal of an indie boy
Egresado de la carrera en sociología en FES Acatlán UNAM; músico "de oidas"  ocasional; melómano por afición y necesidad. Todo lo intento llevar a cabo desde el lente que me proporciona la imaginación fruto de mi amor por la ciencia y a investigar. Lector asiduo con acento por el momento sobre Michael Azerrad, Peter Sloterdijk y Bernard Lahire. Me siento especialista en post-punk, indie rock y las escenas independientes incipientes de México        
Sigueme

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *